La basura contraataca

0
784
Denunciaron un aumento en la cantidad de residuos acumulados.

En varios barrios porteños hay quejas vecinales sobre la recolección de residuos. Desde el gobierno, en consecuencia, se volvió a amenazar con rescindir el contrato y se criticó la cantidad de días sin servicio. Vecinos de Palermo, Núñez, Recoleta y otros barrios denunciaron un aumento en la cantidad de residuos acumulados. Desde el Gobierno de la Ciudad aseguraron que ya aplicaron sanciones de hasta más de un millón de pesos y podrían rescindir algún contrato. También apuntaron a la suma de “días no operativos”. Ante la evidente falta de recolección de residuos, y sus consecuencias en el ambiente y la salud de los vecinos, desde el Gobierno de la Ciudad se refirieron al hecho y atribuyeron a la acumulación de “días no operativos”. A su vez, hablaron de las deficiencias por parte de las concesionarias; con sus consecuentes multas. Por segunda vez en poco tiempo, incluso se habló de terminar las concesiones. “Ya tuvimos 53 días no operativos en el año por distintos motivos y eso hace que el servicio no se recupere”, argumentó el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Diego Santilli, quien también expuso que “hay un aflojamiento en el servicio de las empresas” y aseguró: “Hemos aplicado fuertes multas y un fuerte plan de auditoría. Si la auditoría lo determina, perderán la concesión”. Del mismo modo, el Presidente de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad, Javier Corcuera, confirmó los “serios errores en la recolección” que se dieron en algunos barrios. Belgrano, Palermo, Núñez y Villa Crespo fueron los más destacados. En tanto, puntualizó que las multas aplicadas “han llegado a superar el millón de pesos”. Según Corcuera, “el problema no es sólo por la recolección sino también por el lavado de los contenedores, que el contrato de concesión establece que debe hacerse cada dos semanas”. El funcionario también coincidió en que “el paso siguiente en caso de que sigan incumpliendo consiste en la evaluación de la posibilidad del cese del contrato”. “Falta mucho para un cambio cultural” que haga que los vecinos respeten los horarios establecidos para sacar la basura. Y volvió con la idea de implementar “sanciones para los que tiran la basura fuera de horario”, lamentó el funcionario. De todas formas, al respecto el titular del bloque del Frente para la Victoria en la Legislatura porteña, Juan Cabandié, salió al cruce del gobierno de la Ciudad y a “la presión constante de un gremio voraz (como) Camioneros”. Cabandié se refirió a las declaraciones Corcuera y argumentó: “La recolección no funciona mal hace un mes, sino hace cuatro o cinco años y es una es una responsabilidad compartida entre la Ciudad, que aumenta millonariamente los presupuestos, y el Gremio de Camioneros, porque para sentarse a hablar con las empresas parece que hay que sentarse con (Hugo) Moyano“. El Diputado evocó que el gremio de Camioneros —a través de su rama de recolección—protagonizó inconvenientes en diversos partidos bonaerenses cuando los municipios rescindieron contratos con la empresa Covelia: “Ya se vio lo que hace ese gremio en Quilmes o en Esteban Echeverría”. El dirigente kirchnerista sostuvo que la solución al problema es “sentarse a hablar con las empresas, de forma profesional, no siendo un chupamedias de Moyano, porque las condiciones las tiene que poner el Estado”, según reprodujo Noticias Urbanas de una charla con Télam. En cuanto a cómo se desenvolvió al respecto el gobierno porteño, Cabandié aseguró que el presupuesto para el área en 2013 será de “2500 millones de pesos para una ciudad que está cada vez más sucia”. De todas formas fue pesimista con el uso de contenedores, política que se aplica en toda la Ciudad desde hace varios meses: “No alcanza con los contenedores, hay que educar a la ciudadanía”. En las boletas de ABL “en vez de promocionar las playas, se tiene que brindar información pormenorizada para que sean las familias las que hagan la separación en origen”, concluyó.