Reproches al cambio curricular

0
1177
Córdoba, 26 de marzo de 2015 - Bajo el lema “Pensar la Argentina entre dos Bicentenarios”, se lleva a cabo el capítulo Córdoba de los Foros por una Nueva Independencia, en la Universidad Nacional de Córdoba. Los Foros por una Nueva Independencia son espacios federales para la visibilización, el desarrollo, la profundización y la sistematización del debate político cultural en la Argentina, a la víspera del Segundo Bicentenario, atendiendo las encrucijadas, los desafíos y los interrogantes del presente. En este marco se llevaron a adelante los Trabajos en comisiones por temas: "Pensar la Argentina desde Córdoba. Historia y modelos de desarrollo político, económico, social y cultural. Encrucijadas y desafíos en el camino al Segundo Bicentenario"; "Educación, Comunicación y Nuevas Tecnologías desde las perspectivas provincial y nacional. La Educación Pública, culturas juveniles, paradigmas de la enseñanza y del mundo digital. Modelos de alfabetización en el siglo XXI. Estructuras cognitivas y modelos de comunicación. El rol de las Universidades Públicas para el desarrollo local, nacional y continental" y "La problemática de la inseguridad en la Argentina desde las coordenadas de los modelos de Desarrollo Económico y Social, el Trabajo, la Justicia y los Derechos Humanos. La criminalización mediática, la cultura del miedo y la construcción de los sujetos peligrosos en el siglo XXI" Fotos: Mauro Rico/ Ministerio de Cultura de la Nación.
Colegios secundarios porteños criticaron la “ineficacia” de las jornadas.

Estudiantes de colegios secundarios porteños criticaron la “ineficacia” de las jornadas para discutir los planes de estudio en respuesta a una solicitada del gobierno. A su vez, desde el sindicato UTE reprochó que haya pasado tanto tiempo sin hablar sobre la reforma. Una reforma estudiantil a nivel nacional, con el apoyo ministerial de provincias y de la Ciudad, hoy se vive en una fase de desencuentros entre comunidad educativa y autoridades porteñas. En cuanto a este ida y vuelta de señalamientos, lo último que se sumó fue una solicitada del gobierno local donde se critica la toma de escuelas, una medida que en los últimos años tuvo hechos prolongados en el tiempo que a su vez llevaron al debate entre partes. En el texto se pedía a la “comunidad educativa” “ayuda para que no haya escuelas tomadas”. “Si hay algo que existe en esta gestión, es diálogo. Siempre hay para el debate, para escuchar las visiones, propuestas y opiniones de los demás”, destacó el gobierno de la ciudad en su solicitada. Los cambios curriculares que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intentó implementar a partir de las directivas del Consejo Federal del Educación, fueron resistidos el año pasado por los estudiantes que protagonizaron tomas en numerosos establecimientos. A partir de esas acciones y tras un fallo judicial, se constituyeron jornadas de debate en las escuelas y se prorrogaron las reformas para marzo del 2014. Desde hace unas semanas, en escuelas de diferentes modalidades se vienen realizando asambleas donde los estudiantes se encuentran debatiendo estos temas y proponiendo distintas líneas de acción. Por este motivo, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires publicó hoy en un matutino porteño una solicitada pidiendo a la “comunidad educativa” “ayuda para que no haya escuelas tomadas”. La situación llega a un punto de definición ya que la semana que viene el gobierno de la Ciudad va a cerrar la inscripción para que las escuelas presenten si se sumarán o no al cambio de currícula, el mismo que es señalado desde distintos espacios de la comunidad educativa —estudiantes, docentes y padres de las distintas modalidades—. En contrapartida, muchos establecimientos optarán por verse beneficiados con una prórroga hasta 2015. Los estudiantes consultados informaron que “la toma es una herramienta que los estudiantes tenemos de presión y por tanto es una opción, no obstante aún no está nada decidido y nos encontramos realizando asambleas periódicas a fin de decidir las medidas”. “Las jornadas que el año pasado se propusieron resultaron ser ineficaces porque lo que se discutió no tenían relación con los contenidos curriculares y porque muchos directivos ni siquiera convocaron a los estudiantes a participar”, sostuvo ante la agencia estatal Télam Matías Delgado, vocero del Centro de Estudiante de la Escuela de Lenguas Vivas Mariano Acosta. “Sabemos que muchas escuelas aceptaron las modificaciones porque el Gobierno de la Ciudad otorgó incentivos como aumento de los presupuestos o reformas edilicias”, añadió Matías. “Lo que pedimos es que la prórroga se extienda para todos hasta 2015 y que el año próximo podamos discutir realmente junto a docentes y padres las currículas”, informó. En el mismo sentido, Martín, de la Escuela Técnica Nº6 Fernando Fader, quien dijo que “en las instituciones que sí se realizaron las jornadas se discutían cosas que no tenían que ver con las reformas que cuestionamos”. “Estas jornadas no sirvieron, por eso es que reclamamos otra modalidad de discusión para poder dar una pelea real contra los cambios de currículas”, sostuvo. Los cambios curriculares que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires implementó a partir de las directivas del Consejo Federal del Educación fueron resistidos el año pasado por los estudiantes que protagonizaron tomas en numerosos establecimientos. Parte de la resolución de aquel conflicto fue la propuesta de estas “jornadas” de debate que los estudiantes hoy descalificaron. A su vez, el Gobierno negoció con cada institución en particular algunos de los temas planteados por lo que la situación es específica de cada establecimiento. No obstante, en líneas generales, los reclamos son por la reducción de horarios de materias centrales en cada modalidad, (como historia en las escuelas normales o dibujo técnico en las técnicas), el riesgo de los turnos noches y la pérdida de identidad de las propuestas pedagógicas. Por su parte, La Unión de Trabajadores de la Educación también reaccionó ante la solicitada que publicó la gestión de Ciudad en varios matutinos. “Siempre hay espacio para el debate y el consenso”, declamaba el texto que también hacía condena de las tomas escolares. UTE destacó que estas jornadas de debate se lograron luego de que, tras la lucha de los estudiantes, “la jueza Elena Liberatori sentara a dialogar al ministro Esteban Bullrich con los alumnos para permitirles participar de las reformas”, según relevó Nueva Ciudad. El sindicato añadió que si al gobierno de la ciudad “realmente le interesara dialogar no hubiera pedido en agosto del año 2010 que se hicieran listas negras de los alumnos que participaron en las protestas por infraestructura edilicia”. “Tampoco hubiera impartido la directiva de denunciar en comisarías a esos estudiantes”, dijo el sindicato y agregó: “para dialogar hace falta voluntad política y no solicitadas en los diarios”. Desde hace unas semanas, en escuelas de diferentes modalidades se realizan asambleas donde los estudiantes debaten el verdadero alcance que tienen las jornadas y llegaron a la conclusión que son “ineficaces” ya que en muchas escuelas no se les permite la participación, por lo que proponen distintas líneas de acción.