El desafío de mejorar el tránsito

0
864

Sin duda que es un tema complicado, donde se perciben los esfuerzos de parte de las autoridades, pero del otro lado, todavía no ven mejoras significativas.

Entre los adictos a la velocidad, a tocar bocina y a la poca importancia que se le otorga a “Ceda el Paso”, según los barrios y franjas horarias del día, la vida cotidiana suele convertirse en una película de terror permanente con altos riesgos para la salud y la existencia misma.

No hace mucho, todavía se estaba trabajando en el construcción del Trasbordador Pacífico, el nudo inevitable que se formaba en la zona cada jornada era de importancia, con la presencia de los Agentes de Tránsito, se intentaba organizar los vehículos…Una mañana, mientras aguardábamos continuar camino, un taxista incapaz de esperar como todos, los muchos que nos encontrábamos allí, comenzó a insultar a una jóven agente de tránsito porteño. “…b…cuándo me vas a dejar pasar…” Desde el ómnibus de la línea 39 en el cual viajaba…pude seguir semejante y lamentable secuencia…

La muchacha con su uniforme prolijo bajo un sol intenso y sin perder la calma, giro la cabeza para ver de dónde provenía la agresión, camino hacia ese lugar. No conozco los términos del diálogo, porque lo hubo…Lo cierto es que el tachero no gritó ni insultó más…
Quiero felicitar a esta Agente de Tránsito por cumplir de la mejor manera con la tarea asignada y sin perder los estribos. Reconocimiento que aprovecho para hacer extensivo a todo el grupo que bajo el rayo de sol, frío, otras inclemencias climáticas, se encuentran llevando a cabo una tarea que hoy por hoy no es sencilla.

En tanto, a través del área Habilitaciones de la Dirección General de Licencias de la Ciudad, se informó que uno de cada tres porteños no aprueba el exámen para obtener el registro de conducir, a raíz de padecer diversos problemas psicológicos. Ansiedad, violencia y desconexión con la realidad son algunas de las patologías más recurrentes.

La ONG “Luchemos por la Vida” por su parte reiteró el llamado al manejar conciente. La reconocida entidad alertó una vez más acerca de la necesidad de evitar conducir si se consumen medicamentos como: ansiolíticos, antidepresivos, antihistamínicos, etc ya que provocan somnoliencia, estado de sedación, bajan los reflejos.