La Ciudad celebró el “Día Nacional del Árbol” con plantaciones participativas y actividades de concientización.

0
22

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires celebró el Día Nacional del Árbol, con 15.480 nuevas plantaciones, y actividades de concientización sobre la importancia que tienen los arboles para el medio ambiente y la calidad de vida de las personas.

Desde el  29 de agosto de 1901, se festeja en nuestro país el “Día Nacional del Árbol”, en mención al Dr. Estanislao Zeballos (1854-1923) Político y Jurisconsulto argentino, creador de la Sociedad Rural Argentina, el Club Progreso y el Círculo de Periodistas, principal promotor del Día Nacional del Árbol, con la intención de difundir en la población, sobre el cuidado y la preservación de las superficies arboladas desde la política pública. 

El Gobierno porteño, conmemoró este día reforestando con ejemplares de Ginkgo Bilaboa, originarios del sureste de China, donde se lo venera como el “Árbol de la Sabiduría”, en el entorno del Cementerio de la Chacharita. Además se plantaron ejemplares de Tipas y Jacarandas sobre la Avenida Juan Bautista Alberdi en el barrio de Flores.

Continuando con las actividades por el Día Nacional del Árbol, se llevó a cabo una recorrida informativa por la histórica Plaza Lavalle, un espacio verde de tres manzanas, que se encuentra entre las calles Libertad, Lavalle, Talcahuano y la Avenida Córdoba, del barrio de San Nicolás (Comuna 1). Los vecinos que participaron del evento, visitaron  los ocho arboles históricos y notables que forman parte del Patrimonio natural por su valor simbólico y cultural, que fueron testigos de acontecimientos históricos de la Ciudad de Buenos Aires, entre los que se destacan, el “Ceibo de Alvear”, plantado en la inauguración de la Plaza Lavalle en 1878, una “Esterculia” un árbol único en su especie, de origen chino y clima subtropical, con semillas comestibles, y el histórico Gomero de más de 90 años.

Por último, la Ciudad difundió por las Redes Sociales oficiales,  un material audiovisual de los ganadores de la tercera edición del Concurso “Mi Árbol, Mi Mural”, realizado íntegramente por los alumnos de las escuelas públicas porteñas, que tiene como propósito impulsar las numerosas y vitales funciones que tienen los arboles de nuestra ciudad para el medio ambiente.

Los árboles oxigenan el aire, protegen el suelo y reducen los efectos del calentamiento global. No sólo es importante resguardar los árboles que constituyen los bosques y las selvas, sino también los arboles de las ciudades, que resultan esenciales para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Entre los beneficios del arbolado urbano se pueden enumerar, la generación de oxigeno, reducen la contaminación atmosférica, el ruido y los molestos sonidos, regulan y actúan sobre el clima, disminuyen las temperaturas en verano y aumentan la humedad del ambiente,  por tal motivo mejoran la salud y el bienestar de las personas.