La odisea de viajar por la Ciudad

0
937

Con las altas temperaturas el viaje cotidiano en colectivo se vuelve una tortura para muchos. Solo el 37% de los colectivos urbanos poseen aire acondicionado mientras que el resto solo la opción de ventanillas abiertas. Relato de un padecimiento típico veraniego.

El aire acondicionado dejo de ser un lujo para convertirse en una necesidad. Las altas temperaturas no dan tregua ni opción. Sin embargo salir a calle es también una necesidad por lo que el padecimiento es obligatorio.

Las personas que viajan en colectivo padecen el amontonamiento y las altas temperaturas. Solo el 37% de los colectivos urbanos ofrece aire acondicionado.

Según la Comisión Nacional de  Regulación del  Trasporte, 9983 unidades que circulan por la Ciudad de Buenos Aires tienen una antigüedad menor a 5 años y poseen aire acondicionado.

Recién en 2013 se estableció una obligatoriedad de que las unidades de trasporte que circulen por la Ciudad deben tener un sistema de refrigeración. Eso significa que las unidades anteriores no están obligadas a tener aire acondicionado.

Actualmente solo 3691 colectivos poseen el servicio de refrigeración.

Guillermo Krantzer actual Secretario de Trasporte del Ministerio de la Nación, expreso su conformidad con el nivel de adaptación y cumplimiento de la ley que las empresas de trasporte  hicieron.

En 2014 era minina la cantidad de trasportes con aire acondicionado por lo que el balance  de los años a la actualidad es positivo.

Krantzer manifestó que se espera que se sumen cada día más unidades con esta equipación para mejorar la calidad del viaje de los usuarios.

Si bien la economía no es la mejor en el país, las empresas realizan un esfuerzo interesante por adaptarse a los cambios y brindar un servicio satisfactorio.

Lo cierto es que el alor de cada unidad es de 2.6000.000 cada una en funcionamiento con aire acondicionado.

Este monto elevado hace que se complique la  renovación de la flota de una vez por lo que la incorporación de nuevas unidades es lento y de acuerdo a las posibilidades de cada empresa.”El único parámetro seguro es que en 10 años, el plazo máximo que un colectivo puede estar en circulación, todas las unidades tendrán que tener aire acondicionado”, indicaron fuentes del sector.

Las estadísticas indican que este avance lento por más positivo que parezca  impacta en la calidad del viaje de unos 5.500.500 usuarios que viajan en las 138 líneas de colectivo sin equipamiento de aire acondicionado.

Los que circulan por el conurbano bonaerense son los más  afectados por esta situación dado que a viaje largue se le suman la incomodad de viajar sin aire.