Proponen que la calle Iberá del barrio de Villa Urquiza lleve el nombre del músico Luis Alberto Spinetta.

0
263

Un grupo de legisladores porteños y vecinos del barrio de Villa Urquiza, presentaron un proyecto de ley ante la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, para que la calle Iberá lleve el nombre del músico argentino Luis Alberto Spinetta, a diez años de su muerte. Los fundamentos de la propuesta sostienen que fue uno de los músicos más emblemáticos de nuestro país y toda Hispanoamérica, por tal motivo se merece como homenaje una calle que lleve su  nombre, en su querido barrio donde vivió hasta la fecha de su muerte.

Se trata de la última vivienda donde habitó el cantante, ubicada sobre la calle Iberá al 5000, entre Pacheco y Díaz Colodrero, y donde además instaló su estudio de grabación “La Diosa Salvaje”, título de uno de sus temas grabado con su ex banda de Jazz Rock “Spinetta Jade”.  Todos los vecinos que lo conocieron, coinciden en recordarlo con cariño como un músico, cantante, poeta, un vecino simple y comprometido con el barrio de  Villa Urquiza.

El proyecto incluye el cambio de designación de la calle Iberá, entre la Av. Constituyentes y Del Libertador. Si bien esta iniciativa ya lleva varios años, recién ahora se pudo formalizar, debido a que existe una normativa en la Ciudad de Buenos Aires, que establece que deben pasar al menos diez años del fallecimiento de una  persona para designar un espacio público o una calle con su nombre.

El pasado martes 08 de febrero, se cumplieron diez años de la muerte del músico argentino, a causa de un cáncer de pulmón contra el que lucho durante varios meses. Luis Alberto Spinetta, apodado “El Flaco”, fue reconocido en muchos países del mundo por la complejidad instrumental y poética de su obra, en donde volcó las influencias de diversas ramas y personalidades como Van Gogh, Freud, Sartre, Dalí, Nietzsche, Foucault, Deleuze, Lenon, Sagan, Beethoven y Artaud. A lo largo de su carrera, fundó grupos como Almendra, Pescado Rabioso, Invisible, Spinetta Jade y Spinetta y los Socios del Desierto, con los que creó numerosos clásicos del rock nacional como Muchacha ojos de papel, El anillo del Capitán Beto, Ana no duerme, Maribel se durmió, Cantata de puentes amarillos, Rutas argentinas, El monstruo de la laguna, Canción para los días de la vida, Seguir viviendo sin tu amor y Mi elemento, entre otras. Con  más de 40 años de trayectoria sobre los escenarios, fue considerado como uno de los padres del rock en español, y todos los 23 de enero se celebra en nuestro país, el “Día Nacional del Músico”, en  honor a su nacimiento el 23 de enero de 1950