Renovaron el playón deportivo de la centenaria Plaza Leandro N. Alem en Villa Pueyrredón.

0
159

La Comuna 12 finalizó con los trabajos de renovación del playón deportivo de la Plaza Leandro N. Alem, ubicada en la calle Gral. Gervasio Artigas y Larsen, en el barrio porteño de Villa Pueyrredón. El playón deportivo se encuentra en un extremo de la plaza, sobre la calle Zamudio y Cochrane. Los trabajos de renovación incluyeron tareas de albañilería y pintura del piso de la cancha de futbol cinco, la reposición del enrejado perimetral, el reemplazo de la iluminación led, se colocaron cámaras de seguridad y mobiliario urbano lindante al playón de deportes. Se trata de un espacio público sustancial,  para que los vecinos de Villa Pueyrredón,  especialmente los más chicos, se acerquen a practicar un deporte recreativo.  Estos playones deportivos fueron creados con el propósito de fomentar la actividad física, y mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad.

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con 70 playones deportivos en las 15 Comunas porteñas para hacer actividad física. Las plazas y parques de la ciudad disponen de 54 playones deportivos, exclusivos para jugar al futbol, de manera gratuita y al aire libre. A su vez, la ciudad cuenta con otros 22 espacios de usos múltiples, para la práctica de futbol y básquet. En cada playón de futbol 5, hay una superficie de 365 m2, con sus respectivos arcos y alambrado perimetral, delimitado por cercos y señalitica. Por otra parte, hay algunos playones deportivos que cuentan con canchas de futbol-tenis y mini futbol.

El pasado 25 de mayo del 2021, la Plaza Leandro N. Allem cumplió cien años. Fue diseñada por el Ingeniero Agrónomo y Paisajista Benito Javier Carrasco (1877-1958), ex Director de Parques y Paseos de la Ciudad de Buenos Aires. Sus trabajos de paisajismo estaban basados en la armonía y el buen gusto, como son El Rosedal de Palermo y la Costanera Sur. La Plaza Allem es la primera plaza del barrio de Villa Pueyrredón, con una superficie total de once mil metros cuadrados, su trazado rememora la paisajística francesa, con diagonales que conducen al centro de la plaza, donde estaba diseñada una gran fuente de agua, que finalmente nunca se construyó. Su nombre fue impuesto mediante la Ordenanza Municipal Nº 11.149, en el primer gobierno de Hipólito Yrigoyen.