Renovaron la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez.

0
8

El Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, inauguró la renovada Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, ubicado en la calle Gallo 1330 del barrio porteño de Recoleta (Comuna  2).  A la moderna sala  de cuidados intensivos se le sumaron once nuevas  camas  y un aislamiento individual, con equipos de monitoreo multimodal central, especialmente diseñados para pacientes en estado de coma con lesión cerebral grave, y equipados para la detección temprana de perturbaciones fisiológicas graves en tiempo real.  La monitorización multimodal (MMM) es un técnica moderna, que controla los parámetros hemodinámicos como la presión intracraneal, la presión de perfusión del cerebro, la presión arterial media, la tensión de oxigeno en el cerebro, los indicadores de metabolismo cerebral, glucosa, lactato, los porcentajes ácido pirúvico en el tejido cerebral, y  el flujo sanguíneo del cerebro. En total, la Unidad de Cuidados Intensivos ahora cuenta con 29 camas disponibles, y dos aislamientos individuales.  Estas nuevas obras, permiten una mayor atención de pacientes del Hospital Gutiérrez, pero también de  la Red Pediátrica de la Ciudad, Región Metropolitana y de todo el país.

Por otra parte, se restauró el hall central de acceso al pabellón y las zonas de espera. El Ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós destacó la importancia de la nueva Unidad de Cuidados Intensivos para el funcionamiento del Hospital de Niños, ya que se trata de un aumento importante en la capacidad del cuidado de los niños en estado crítico, para acompañar a la ciudadanía y para darle al sistema público de salud una infraestructura cada vez más preparada, con tecnología de ultima generación.  Las obras fueron financiadas por la Cooperadora del Hospital y el Ministerio de Salud porteño.

El Hospital fue inaugurado el 30 de abril de 1875 en la calle Victoria 1179, hoy Hipólito Yrigoyen 3420,  bajo el nombre de “San Luis Gonzaga”. En el año 1876, sus cuarenta camas ya no alcanzaban y se mudaron a la calle Arenales 1462, pero esta sede también quedó chica, y se trasladaron al actual edificio de la calle Gallo 1330, rebautizado con el nombre de “Ricardo Gutiérrez”. Es el primer Hospital pediátrico de Latinoamérica y el 14º de todo el mundo. En la actualidad, cuenta con 50 servicios especializados en enfermedades de la infancia, y atiende a más de 1.500 niños por día. Fue también, el primer Hospital pediátrico en practicar cirugías cardiovasculares, y contó con el primer servicio de endoscopia del país, especializado en extraer objetos que tragan o aspiran los chicos. En un exhibidor todavía se conservan algunos de los objetos, como monedas, anillos, chupetes y alfileres de gancho.

La premisa del Hospital es que sus pacientes no sólo están enfermos, sino que son niños. “La consigna es atender al chico en forma integral, con su familia y en la sociedad en que está inmerso”.