Ultiman las tareas de restauración del antiguo reducto tanguero “El Tambito” en los Bosques de Palermo.

0
201

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño, anuncio el comienzo de la  última etapa de restauración del histórico reducto tanguero “El Tambito”,  ubicado en la Avenida Francisco Berro, entre Sarmiento y Casares, sobre la tradicional Plaza Sicilia de los Bosques de Palermo. Luego de seis meses de tareas de restauración, se espera que a fines de julio sea reinaugurado, para que los vecinos de la ciudad puedan visitarlo y disfrutar de su entorno.

 A comienzos de febrero de este año, el Gobierno de la Ciudad, otorgo la licitación a un privado de la tradicional vivienda, para la explotación gastronómica de la conocida marca “Selena Café” por el termino de cinco años (60 meses), y por un monto de $13.200.000, abonando un canon mensual de $360.000, ajustable cada seis meses. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inició en enero, la obra de Conservación y Restauración Integral del inmueble.

Este notable chalet de dos plantas, vecino del Jardín Japonés, fue inaugurado en el año 1877. A pesar de su alto valor histórico y patrimonial, no hay datos sobre quien lo construyó.  Era utilizado durante el día para vender leche al pie de la vaca, a quienes paseaban por la zona, y  por la noches, los porteños venían a escuchar orquestas y músicos reconocidos de  tango.  El Tambito, es el único de los tres locales de un circuito tradicional del Buenos Aires tanguero a finales del 1800,  integrado por el ex Restaurante Hansen, ubicado frente al Planetario de Buenos Aires, seguido  del Velódromo y El Tambito. Luego de un incidente sangriento que tuvo lugar en diciembre de 1901, las autoridades decidieron clausurarlo.  Años después, fue sede de la Administración del Parque Tres de Febrero en la década del 40, y Casa de la Juventud en el año 1983. Desde el año 2005, la propiedad sufrió casi diez años de abandono total. El Tambito tiene una protección estructural, al considerarlo como  “Patrimonio Histórico de la Ciudad”,  un inmueble de características arquitectónicas con valores históricos, culturales y urbanos. Nada de su estructura original pudo ser alterada, y la restauración de este  edificio de 140 años de antigüedad demando seis meses. 

Los trabajos incluyeron la recuperación integral de su fachada,  con sus dos pequeñas esfinges de arquitectura egipcia, que se encuentran a cada lado de la entrada principal. Se recuperó su techo original, pisos de madera de pinotea, galerías, escalinatas de ingreso de mármol de carrara, puertas de madera con vidrios repartidos, cerramientos y detalles ornamentales. Se realizó un trabajo de investigación, con fotografías antiguas, planos y documentación original, para la restauración del inmueble. Además, se realizaron tareas de paisajismo en su entorno.