Inauguraron el nuevo Patio de Juegos del Parque Saavedra.

0
192

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Comuna 12, inauguraron el nuevo Patio de Juegos del Parque Saavedra, ubicado sobre las Avenidas Ricardo Balbín y General Paz (Comuna 12). Su puesta en valor incluyó la instalación de un piso de goma absorbente, un sendero de cemento que simula una pista de autos, nuevos canteros, mobiliario urbano, vegetación autóctona, luminaria y sistema de riego. En tanto, se colocó un circuito de minibike, hamacas, calesitas, tambores, arcos trepadores, y un gran mangrullo. Por otra parte, se instaló un juego de cuadrados giratorios con la figura de Mafalda, el personaje de historietas creada por el humorista grafico Quino, de 1964 a 1973.

El Parque Saavedra es considerado uno de los más antiguos de la ciudad, fue inaugurado el mismo día que el barrio, el  27 de abril de 1873, con el nombre de “Paseo del Lago”, ya que en aquel tiempo corría por su interior, un lago alimentado por el Arroyo Medrano, actualmente entubado y soterrado. Posee una extensión de 1,6 kilómetros de perímetro, y  en su superficie funciona un colegio estatal, un centro deportivo, una sede de los Boyscouts, una cancha de bochas y su tradicional calesita.

En el año 2022, el Gobierno porteño presentó un proyecto para la construcción de un arroyo a cielo abierto dentro del Parque Saavedra. El Arroyo Medrano, que atraviesa los barrios de Núñez y Saavedra, es el segundo más grande de la ciudad, luego del Arroyo Maldonado, que corre bajo la Avenida Juan B. Justo. La intención de las autoridades porteñas, es generar un curso de agua siguiendo el cauce del Medrano, para mitigar los efectos de las inundaciones en la Capital Federal. Se trataría de recuperar el Arroyo Medrano en superficie, para contener el agua de las lluvias. El proyecto, forma parte del Plan Maestro Hidráulico, y fue bautizado  como “Regeneración del Arroyo Medrano en Parque Saavedra”. La propuesta oficial no es desentubar el Medrano, sino crear dentro del Parque Saavedra, un curso de agua  de 530 metros  de extensión, conservando el trazado original del arroyo.

El Banco Mundial financiará los gastos de la obra, facilitando un crédito de 200 millones de dólares. Los vecinos se oponen a esta iniciativa, y solicitaron al organismo internacional la cancelación del proyecto, ya que la construcción del lago afectaría a 38.600 m2 del parque, por lo que quedarían tan solo cuatro hectáreas de espacios verdes para los vecinos.