Las mil aventuras de “El Tula”, el individuo detrás del bombo más célebre

0
46

Peronista, pícaro y leal seguidor de la Selección argentina, Carlos Pascual y su bombo se convirtieron en parte de la historia. Este miércoles, falleció a los 83 años tras permanecer hospitalizado en una clínica de Buenos Aires.

Su nombre resonaba con el retumbar del bombo: era conocido como Carlos Pascual, pero se hizo famoso como “El Tula”. Figura emblemática del folklore de la era menemista, también fue, quizás, el hincha más reconocido de la Selección de fútbol. “Soy parte de la historia de los Mundiales”, afirmó cuando llegó a Qatar para alentar al equipo. Desde 1974, estuvo presente en todas las citas mundialistas y presenció los triunfos de 1978, 1986 y 2022. Este miércoles, “El Tula” nos dejó a los 83 años luego de permanecer una semana internado en una clínica porteña.

Carlos Pacual nació en Rosario el 11 de septiembre de 1940, en una familia modesta, y se mudó a Lomas de Zamora en 1976. Gran seguidor de Rosario Central, su amor por el equipo era herencia paterna. De hecho, había nacido a solo cinco cuadras del estadio Gigante de Arroyito. “En la cancha tenían un bombo, los que lo tocaban se cansaban rápido. Lo agarré yo y desde entonces no lo solté”, relató en una entrevista.

Un joven peronista

Hijo de un padre radical y una madre peronista, “El Tula” afirmó que conoció a Eva Perón en 1950, cuando solo tenía diez años. La entonces Primera Dama estaba de visita en Rosario y le regaló su primera bicicleta.

Siempre forjando su propia leyenda, el hincha canalla afirmó que desde ese momento su meta fue encontrarse con Perón.

Por eso, para el 17 de octubre de 1971, Día de la Lealtad, “El Tula” viajó a España para visitar al General, que se encontraba exiliado en Puerta de Hierro. “Una cuadra antes de llegar a la casa, comencé a tocar el bombo. Perón estaba custodiado por la guardia de Franco. La guardia me preguntó qué hacía. ‘Vengo a regalarle el bombo a Perón en el Día de la Lealtad’. ¿Quién me estaba esperando? Perón y Rucci. Cuando vi a Perón, me quedé paralizado, mis piernas se aflojaron y quedé como tonto”, recordó en una entrevista.

Durante el encuentro, le obsequió su bombo a Perón. A cambio, el General le entregó otro autografiado y posó para una fotografía que luego le firmó con una dedicatoria. Según “El Tula”, la venta de copias de esa fotografía le permitió financiar su primer viaje para ver a la Selección.

Estaba en el Mundial de Alemania 1974 cuando Perón falleció.

Hincha de la Selección

Su presencia fue constante en los mundiales de fútbol alentando a la Selección desde 1974 en Alemania. Desde entonces, el equipo albiceleste no ha faltado a la cita mundialista.

En 2023, recibió el premio The Best de la FIFA por la “mejor hinchada” en representación de todos los argentinos tras el Mundial de Qatar 2022.

“Como argentino, estoy muy contento porque nos llevamos todos los premios. El Dibu, Scaloni, Messi. Yo, como hincha, estoy muy feliz porque soy el primer bombo. Alemania 1974. Desde ese día histórico, estuve en todos los Mundiales y Copas América. Y la satisfacción que me dio Argentina no tiene precio. Estuve en las tres veces que fuimos campeones del mundo, pero en esta última oportunidad que nos dio el mejor jugador del mundo, Messi, el mejor entrenador, Scaloni, y el mejor arquero, Dibu, es emocionante”, expresó en la ceremonia de premiación.

En el museo de la FIFA, en Zúrich, se exhibe una gorra de “El Tula” y una de sus baquetas.

Siempre afirmó que fue el primer hincha en llevar un bombo a un Mundial. En los años 90, surgió otro seguidor: el español Manolo, “el del bombo”. ¿Cómo financió sus viajes a todos los mundiales desde 1974? Según él, “tengo amigos” y siempre aparecía “algún voluntario de Dios”. Incluso, fue recibido por el Papa Francisco.

Matador

“El Tula” tuvo presencia política en la era de Carlos Menem. Su bombo acompañaba los actos donde sonaba “Matador” en trompetas para alentar al entonces presidente.

Aunque nunca fue recibido en la Casa Rosada, su vínculo con el menemismo era cercano e incluso le pidió al exmandatario que lo nombrara “banda oficial” del PJ. “Carlos (Menem) aún no me contestó, pero sabe lo que quiero”, dijo en una entrevista. En 1999, cuando Menem dejaba la presidencia, “El Tula” aseguraba que, ante todo, él era peronista y que su bombo sonaría para quien liderara el partido.