Clara Muzzio formó parte del final de Exploración Estival, la iniciativa en la que se inscribieron más de 27 mil jóvenes

0
46

“La instrucción es una prioridad a lo largo de todo el año y constituye la principal inversión de la Ciudad para aumentar las posibilidades de desarrollo para todos”, afirmó la Vicejefa de Gobierno.

La subdirectora del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Clara Muzzio, participó en actividades con estudiantes de nivel inicial que formaron parte del Programa Escuela de Verano. La acompañaron la Ministra de Educación del GCBA, Mercedes Miguel, y la Directora General de Escuelas Abiertas del GCBA, Teresa Patronelli.

Escuela de Verano es una iniciativa del GCBA que brinda a los estudiantes la oportunidad de continuar aprendiendo en entornos que promueven la inclusión y el trabajo en grupo mediante propuestas artísticas, expresivas, culturales y deportivas.

Además, los estudiantes de nivel secundario tienen la opción de cursar y acreditar materias previas pendientes, ya que el Programa es parte de la Red de Fortalecimiento. Muzzio destacó: “Aquí tienen un espacio donde pueden compartir, relacionarse y seguir aprendiendo a través de propuestas expresivas, culturales y deportivas”.

Este año, más de 27 mil alumnos de centros educativos estatales y algunos de los 5 predios deportivos se inscribieron en el programa. Muzzio resaltó: “Más de 100 escuelas públicas mantienen sus puertas abiertas en verano para continuar educando a los niños de la ciudad”.

Los niños participan en actividades coordinadas con el Centro Cultural San Martín, Centro Cultural Recoleta, Museo Quinquela Martín, el Anfiteatro de Parque Centenario, Espacio Incaa en el cine Gaumont, Fundación Proa, Teatro San Martín, Usina del Arte y Baficito.

La Escuela de Verano también cuenta con tres instituciones de Educación Especial y tres escuelas hospitalarias en los hospitales Gutiérrez, Garrahan y Elizalde.

La Ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Mercedes Miguel, expresó: “La Escuela de Verano busca potenciar conocimientos y ofrecer más oportunidades de aprendizaje, al mismo tiempo que fomenta el disfrute y la exploración de nuevas experiencias. Durante las vacaciones, nuestras escuelas se transforman en espacios lúdicos donde niños y niñas de todas las edades se divierten y siguen aprendiendo”.