Jorge Macri, acerca de la relevancia de las pistolas Taser: “Se resguarda a aquellos que podrían ser perjudicados y se limita a aquel que podría causar daño sin que sufra heridas”.

0
46

Jorge Macri supervisó la operatividad de las pistolas Taser y conversó con agentes de la Ciudad que ya las emplearon. “Esta herramienta protege a aquellos que podrían resultar perjudicados y limita a aquellos que podrían causar daño sin que nadie salga herido”, afirmó el Jefe de Gobierno en el Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de Chacarita, sede del encuentro, en el que también participaron el jefe del CMU, Alejandro Vergara, y el instructor de Despliegue de Intervenciones Rápidas, Javier Ríos.

Jorge Macri escuchó cada situación y observó en una pantalla de gran tamaño algunos de los videos de los operativos, registrados por las cámaras de seguridad, en línea con el compromiso de proteger y respaldar a las fuerzas de seguridad, así como de incorporar nuevas tecnologías para la prevención y contención de delitos y actos violentos.

Además, el Jefe de Gobierno explicó: “Ya hemos tenido siete situaciones en las que se ha utilizado con mucho éxito. Estuvimos viviendo y compartiendo esa experiencia con ellos. Para mí, era crucial entender si la formación previa había sido eficaz, y de hecho lo fue”.

Asimismo, añadió: “Estar aquí con quienes los instruyen y los lideran también es muy importante, porque de cada uno de estos procedimientos se aprende algo. Lo más relevante es que describían cómo esta herramienta les proporcionaba la tranquilidad para reducir a alguien que estaba fuera de control, con la intención de lastimar a otros o a sí mismo”.

En este sentido, enfatizó: “Coincidieron en que después de usar la Taser, de reducir al delincuente y darse cuenta de que esa persona se movía y estaba bien y viva, sentían que habían cumplido con la tarea sin hacerle daño a nadie”.

Las pistolas Taser se utilizaron en siete ocasiones, siempre con éxito. Actualmente, la Policía de la Ciudad cuenta con 60 pistolas, adquiridas el año pasado, y está en proceso la incorporación de 30 adicionales.

Estas armas de baja letalidad envían una descarga eléctrica a través de dardos que inmovilizan a los individuos sin causar daños permanentes. Graban toda la secuencia de uso (en imágenes y audio), lo que permite verificar posteriormente las condiciones de la acción.

En total, hay 235 efectivos autorizados para el uso de las Taser, quienes reciben formación del Instituto Superior de Seguridad Pública mediante un curso de 53 horas cátedra. Se les instruye sobre el marco legal y los principios generales de Derechos Humanos, el uso de la fuerza, las características técnicas y el protocolo de uso de las Taser, así como sobre sus efectos físicos.