Inscripción virtual, padres temen fallas y quedarse sin vacantes

0
918

Se avecina un nuevo año y las inscripciones virtuales para escuelas públicas y jardines maternales ya están abiertas .El temor de los padres y los problemas que pueden presentarse.

Años anteriores las experiencias respecto a las inscripciones virtuales fueron muchas.

Los padres ingresaban al sitio de internet correspondiente y la pagina o aparecía colapsada o surgían inconvenientes para la realización exitosa del procedimiento.

Lo cierto es que llego el inicio del ciclo lectivo, los padres se encontraban sin vacantes para sus hijos.

Las solicitudes incluyen la inscripción que por derecho de cercanía les corresponde a los alumnos cuyas Institución educativa se encuentre cerca de sus respectivos domicilios. También existen prioridades a alumnos cuyos hermanos mayores hayan transitado el mismo colegio.

Sin embargo estás cuestiones no siempre fueron respetadas y llegado el caso, otros alumnos acceden a los puestos solicitados vía virtual por los padres. El interrogante surge cuando una vez que los adultos se acercan a cuestionar que pudo haber pasado, los directivos comentan que jamás recibieron una solicitud con dichos nombres.

Esta es solo una de las tantas respuestas que reciben algunos padres.

Los mayores inconvenientes surgen con las salas de 2 y 3 años respectivamente.

Los padres deben saber que la inscripción rápida es fundamental. Ni bien se habiliten los pasos, deben inscribir a sus hijos e imprimir el comprobante de inscripción on line. Seguidamente serán notificados si acceden o no al lugar solicitado.

Puede ocurrir que en algunos casos, en vez de otorgarles una Institución a cuadras de su domicilio le otorgue otra con más lejanía. Tómela igual y verifique porque no el han tomado la inscripción más cercana a su domicilio.

Algunos barrios como Boedo no poseen jardines maternales estatales por lo que acudir a Almagro nen busca de ellos es una obligación. Teniendo en cuenta esto, los de Almagro quedan sin vacantes y se trasladan a Caballito y ahí surgen los inconvenientes barriales.

Otras de las situaciones habituales tienen que ver con las personas que traen a sus hijos de Provincia de Buenos Aires a los colegios de Capital limitando el número de vacantes para los nacidos en la Ciudad.

En años anteriores se llegó a 10.000 chicos en situación no cubierta para acceder a la educación pública y gratuita, derecho de todo argentino.

Surgieron muchas incógnitas y algunos se aventuraron a sospechar respecto a algún negociado interno para trasladar la matricula a los colegios privados. Si bien los padres prefieren ahorrarse ese gasto, al encontrarse sin matricula deben hacer el esfuerzo y pagar los costos de una educación privada.