La Basílica de San José de Flores recibió un regalo especial del Papa Francisco.

0
235

El Papa Francisco sorprendió a todos los vecinos del barrio de Flores, con el regalo de una imagen de “San José dormido” para la centenaria Basílica de San José de Flores, ubicaba en la Avenida Rivadavia 6950 (Comuna 7). Se trata de la misma imagen que utilizaba Jorge Bergoglio cuando era Cardenal de Buenos Aires, dejando bajo su figura los papelitos con las intenciones de sus fieles. Este regalo enviado por su Santidad al barrio de Flores, se lleva a  cabo en el marco por los diez años de su elección como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Hace ocho años, el Papa Francisco hizo conocida esta imagen de San José Dormido,  durante un viaje apostólico a Filipinas. Por lo general, los bustos o imágenes católicas son de pie, con las manos cruzadas, sosteniendo algún elemento importante, con un rostro con una sonrisa leve y reflejando una mirada serena. La imagen del santo dormido nos recuerda que San José era humano y también se cansa, un hombre fuerte en silencio,  que incluso dormido cuida la iglesia. La imagen surge inspirada en el Evangelio de San Mateo, donde  dice que San José tuvo la experiencia de recibir mensajes de Dios en cuatro sueños distintos. En el primer sueño, un ángel le dice que continúe con su plan de casarse con María, a pesar de que la encontraron embarazada. En el segundo sueño un ángel advierte a San José para que huya con su familia a Egipto, tras el nacimiento de Jesús. En el tercer sueño, un ángel le dice a José que regrese a Israel, y en el cuarto sueño le ordena que vaya a Galilea en lugar de ir a Judea.

El Papa Francisco tiene una estatuilla de San José Dormido en su escritorio personal del Vaticano, que según expresó en reiteradas veces, cuando tiene un problema o una dificultad,  le escribe una pequeña nota y la pone debajo de la imagen, para que pueda soñar con eso y solucionar la situación.

José María Bergoglio nació en una vivienda ubicada en la calle Varela 268, su casa natal del barrio de Flores, que fue declarada Sitio Histórico de la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura porteña.  Su relación con el barrio de Flores va mucho más allá del lugar donde nació, ya que también lo vio crecer, jugar en sus plazas y descubrir su vocación.

 La Basílica de San José de Flores era un lugar que acostumbraba a ir de chico, cuando formaba parte de la Acción Católica, donde a los 17 años tuvo una revelación y descubrió su vocación religiosa. En el año 1969 fue ordenado Sacerdote, y una de las últimas misas en público de Bergoglio como Obispo de Buenos Aires fue en las calles de Flores, más precisamente en Pumacahua y Ramón L. Falcón, el 11 de febrero de 2013. Un mes más tarde, el 13 de marzo de 2013, el Cónclave que se celebró tras la renuncia de Benedicto XVI, eligió como Papa a Jorge Mario Bergoglio, conocido como ‘Francisco’ en honor al Santo de Asís. Es el primer Papa Jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur.