Reclaman por 17 mil vacantes

0
1113
“Ningún niño sin escuela pública”

“Ningún niño sin escuela pública” es la consigna de la multisectorial agrupada por miembros de UTE-CTERA, padres y madres, organizaciones estudiantiles y sociales. Repudian la instalación de contenedores-aulas. Frente a la situación de miles de chicos, cuyas familias denuncian no tener vacantes para iniciar el ciclo lectivo, padres, maestros y referentes sociales conformaron una multisectorial para reclamar por la situación educativa porteña. “Visto que el Ministerio de Educación de la CABA informó en sede judicial que no dio respuesta positiva al pedido de 17000 vacantes para niños y jóvenes en las escuelas públicas para el 2014” la multisectorial integrada por la comunidad educativa pidió que “que se garantice a todos el pleno acceso a la Educación Pública, Laica y Gratuita desde los 45 días de edad, tal como lo establecen los Artículos 23 y 24 de la Constitución de la Ciudad”. “Que se abran nuevas aulas para poder albergar a todos los niños inscriptos en lugares cómodos y dignos que garanticen las condiciones óptimas para recibir y brindar educación de calidad, sin aulas “superpobladas” “contenedoras” ni móviles”, sumaron en su pedido frente al panorama que asoma para el ciclo lectivo 2014. “Que no se cierre ningún curso o grado durante 2014 teniendo en cuenta los problemas que provocó el inconsulto sistema de inscripción en línea (on line) que debe ser derogado para volver a fortalecer el abordaje pedagógico y familiar de la inscripción escolar”, añadieron. En línea con las reivindicaciones de la Multisectorial educativa, se supo que una de las iniciativas en el Ministerio de Educación estaba en licitar la compra de aulas modulares por 26.650.000, aduciendo carencia de infraestructura escolar. De este modo, los dos sindicatos más convocantes de la docencia porteña estuvieron al frente de los cuestionamientos. Eduardo López, Secretario General de UTE-CTERA, opinó que la cartera de Esteban Bullrich “puede alquilar lugares dignos” en lugar de contenedores “sin ventiladores ni calefacción”. A su vez, Carlos Oroz, Secretario General de Ademys, adujo que los espacios pensados por el gobierno son de hacinamiento “donde el calor que generan esas chapas descomponen a los chicos”. “Las partidas presupuestarias destinadas a mantenimiento e infraestructura en las escuelas de la Ciudad son las que más se subejecutaron. Esto es una muestra de más del lugar que (el jefe de gobierno porteño Mauricio) Macri le da a la escuela pública”, agregó. El dirigente recordó que las aulas containers se utilizaron en experiencias fugaces ante emergencias climáticas y “lugares inhóspitos”. “Acá estamos hablando de la Ciudad”, argumentó. La diputada porteña Lorena Pokoik (FpV) coincidió con los gremialistas: “Poner contenedores es un disparate desde todo derecho humano y educativo”. “No hay antecedentes de aulas containers ni había presupuesto para esto. Siempre denunciamos cómo se subejecutó el presupuesto destinado a infraestructura en educación. Seguimos gastando la plata para emparchar por no invertir en la situación de fondo. Además, no se sabe cuánto cuestan por unidad estas aulas parches y cuánto costaría la construcción de una escuela de verdad”. La situación de las vacantes continúa sin definir. Al respecto, Ana Ríos, Secretaria Gremial de UTE, contó: “Pese a que el gobierno de la Ciudad se ha comprometido judicialmente a otorgar las 17 mil vacantes, sabemos que es muy difícil una solución porque para ello tendrían que estar en un plan de construcción de escuelas gigantesco, algo que no están haciendo. Desde el gremio expresamos nuestro profundo rechazo al llamado a licitación para la construcción de aulas modulares porque eso estaría indicando que el gobierno de la Ciudad piensa amontonar niños y jóvenes dentro de las escuelas en condiciones más precarias de las que ya tienen muchas escuelas”. Ríos advirtió que dichas aulas modulares son “de durlock y serán construidas sobre espacios que son de usos pedagógicos, es decir patios, aulas de computación o de maestros. Es de una improvisación, de un manoseo y un maltrato nunca visto hasta ahora en la educación pública”. Se han sumado al reclamo de la multisectorial: Unión de Trabajadores de la Educación (UTE- Ctera Capital), Estela de Carlotto, Taty Almeida, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Hijos, Familiares de detenidos desaparecidos x razones políticas, Madres y Padres por la Escuela Pública, Federación de Estudiantes Secundarios (FES),Multisectorial Vecinos de San Cristóbal, Asamblea Popular Plaza Dorrego-San Telmo, Centro Cultural y Social Tenemos Patria, Asociación Mutual Homero Manzi, 14 bis-Usina, Centro Político y Cultural Década Ganada, AJUS, Corriente Universitaria Protagonismo Popular, Centro Cultural y Biblioteca Popular El Sueñero, Agrupación Lucia Cullen, Ana Arias(Directora de la carrera de trabajo social de la UBA), Agrupación El Mate, Departamento de Ciencias de la Educación -FFyL UBA, Lista Alternativa de graduados y graduadas en Ciencias de la Educación, Profesora Esther Levy, Encuentro de Educadores Populares, Educadores desde el Sur, Centro Cultural Pompeya, Hormigonera, El Club de la Tarea, Aprender educando, Cooperativa “Tirando el centro”, Taller de Aprendizajes Creativos (TAC), Federico Tonarelli Presidente Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo Autogestionadas (FACTA), Silvia Díaz Cooperativa La Cacerola – FACTA, Encuentro educativo y recreación, los pibes y pibas de Constitución, Escuelita de futbol. “La escuelita del Güemes” en villa 31, Espacio educativo “creando y recreando” en villa 31, Comedor Madres de Constitución, Espacio de educación popular “Crecer Entre Iguales Brinda Oportunidades” (C.E.I.B.O.), Universo tarea, Escuelita de futbol “La academia de luna”, Centro Nueva Tierra, Asamblea de Floresta, O.E.S.